Actuación Inmobiliaria Global

Llámanos: 912 97 97 44

Siguenos en:

Vivienda: En que nos diferenciamos de Grecia

Un tercio de los ciudadanos griegos (33,1%) invirtió más del 40% de su renta disponible en una vivienda. En España, en cambio, son menos las personas que se gastan el 40% de su renta disponible: el 14,3% de la población.

casas_dineroLas preferencias:

En lo referente al tipo de vivienda, los españoles lo tienen claro ya que un 65% de la población vive en pisos, lo que la convierte en el país de la UE con mayor porcentaje de este tipo de vivienda, sólo superada por Estonia (65,1%).

En Grecia, también son mayoría los que viven en pisos (aunque su porcentaje no llega al 60%) y como segunda opción, en el país helénico se prefieren las casas independientes, al contrario de España, donde como segunda opción se opta por vivir en casas semi-independientes o adosados.

Lo que cuestan:

Deutsche Bank publicó el pasado año 2014 un informe en el que afirmaba que, tanto España como Grecia, forman parte del grupo de países de la UE con economías debilitadas, donde el precio de la vivienda ha sufrido intensas caídas desde el inicio de la crisis.

Así, en ambos países, el coste de los pisos y casas habría sufrido un descenso de entre el 30% y el 50% desde 2007, sólo superados por Irlanda.

En el caso español, sólo en los últimos tres años (entre diciembre de 2011 y diciembre de 2014), los precios habrían caído un 15,74% en Madrid.

La Tenencia:

En 2012, alrededor del 60% de la población griega vivía en viviendas sin hipoteca ni ningún préstamo de vivienda, según datos de la Oficina de Estadística de la Unión Europea (Eurostat), lo que podría explicarse teniendo en cuenta que muchos jóvenes que habían comprado pisos antes de la crisis habrían vuelto a la casa familiar por no poder pagar su vivienda.

En España el porcentaje de ciudadanos sin hipoteca ni préstamo, caía por debajo del 50%, ganando un mayor peso los propietarios con deudas sobre su propiedad.

La previsión:

Según la consultora Cushman & Wakefield el año que hemos dejado atrás ha sido muy bueno en términos de inversión inmobiliaria y apunta a que este año veremos más interés inversor. Asegura que España sigue siendo el país más atractivo del sur de Europa, gracias a la recuperación económica y a la relación calidad-precio de los inmuebles.

Según las cifras de varias consultoras inmobiliarias, la inversión en “ladrillo” superó los 10.000 millones de euros en 2014, una cifra récord sólo superada en 2007. Y España se posicionó como el segundo mercado europeo en cuanto a volumen de inversión, sólo por detrás de Suecia.

“Está claro que Grecia y España en este sector están bien diferenciados. Sólo nos queda esperar a que los acontecimientos de la crisis Griega no nos afecte en la misma medida.”