Actuación Inmobiliaria Global

Llámanos: 912 97 97 44

Siguenos en:

Información inmobiliaria básica

La superficie construida es la suma de metros cuadrados sobre los que está construida la vivienda, incluyendo todos los elementos arquitectónicos (terrazas, muros, tabiques, bajantes, etc). Sin embargo la superficie útil, viene a ser lo mismo, restando los elementos arquitectónicos (muros, tabiques, bajantes, terrazas no cubiertas, etc) y sumando el 50% de los metros cuadrados de las terrazas o espacios exteriores de uso privativo que estén cubiertos.

Superficie construida con partes comunes serían los metros construidos, incluyendo la parte proporcional de las zonas comunes.

La Ley que regula las comunidades de propietarios es la Ley de Propiedad Horizontal (LPH). La comunidad de propietarios se regirá por lo dispuesto en sus Estatutos, el Reglamento de Régimen Interior y los Acuerdos de la Junta de Propietarios. Pertenecer a una comunidad de propietarios implica asumir los derechos y obligaciones de la misma por lo que es importante un buen conocimiento de los mismos.

Son  aquellas que, destinadas a vivienda habitual y permanente, dentro de los límites de superficie fijados, cumplen con los requisitos legalmente establecidos y obtienen la calificación de vivienda protegida por parte de la administración competente.

  • Viviendas de protección pública (VPP régimen general): No pueden tener mas de 90 m2 útiles y los ingresos de sus inquilinos no pueden superar 5,5 veces el IPREM.
  • Viviendas de protección oficial (VPP régimen especial): No pueden tener mas de 90 m2 útiles y los ingresos de sus inquilinos no pueden superar 2,5 veces el IPREM. Su precio siempre es inferior a las VPP régimen general.
  • Viviendas de precio concertado (VPP concertado): No pueden tener mas de 90 m2 útiles y los ingresos de sus inquilinos no pueden superar 6,5 veces el IPREM. Su precio siempre es superior a las VPP régimen especial y general.
  • Viviendas de precio tasado (VPT): Su superficie útil no puede superar los 120-150 m2 y los ingresos anuales de sus destinatarios no pueden estar por encima de 7,5 veces el IPREM. Su precio es superior a las VPPP régimen especial, general y de precio concertado.

Es el Indicador Público de Renta a Efectos Múltiples es un índice empleado en España como referencia para la concesión de ayudas, becas, subvenciones o el subsidio de desempleo entre otros. Este índice nació en el año 2004 para sustituir al Salario Mínimo Interprofesional como referencia para estas ayudas. En 2019 el IPREM ronda los 7.520 € anuales.

En principio el propietario de una vivienda puede reformar su casa «en el sentido amplio de la palabra» siempre que no modifique la estructura esencial de la misma, afecte a la integridad del edificio o altere los servicios del mismo.

Las pequeñas reformas no requieren la solicitud de licencia de obras pero habrá que solicitar permiso o licencia al Ayuntamiento en los casos que conlleven derribo de tabiques, cambios de distribución, cambios de ventanas, instalación de piscina, ampliación de vivienda, construcción de un muro o valla y en definitiva cuando supongan modificaciones sustanciales de la vivienda, siendo necesario en algunos casos la presentación de un proyecto técnico visado por un arquitecto o ingeniero.

Además siempre se tendrá que tener en cuenta las normas de la comunidad de propietarios relativas a reformas y modificaciones de las viviendas que afecten al exterior del edificio (cerramiento de terrazas por ejemplo).

No es obligatorio pero si muy recomendable para cubrir los perjuicios económicos que puedan derivarse de los daños ocasionados a terceros (goteras por ejemplo) y los daños en la propia vivienda causados por imprevistos o accidentes.

A la hora de contratar un seguro de hogar debe tenerse en cuenta que cubrirá como mínimo la Responsabilidad Civil, el continente (el inmueble en si) y el contenido (los enseres que tenga el inmueble), debiendo asegurarse cada concepto por el valor más adecuado en cada caso para que el inmueble no resulte infra-asegurado ni se pague una prima superior a la necesaria.

Las diferentes compañías de seguros ofrecen coberturas «tipo» que se adaptan a las particularidades de cada inmueble y cada propietario, debiendo solicitar varios presupuestos para compararlos y tomar una decisión teniendo en cuenta tanto las primas como los servicios y garantías que incluyen.

Es un organismo público, dependiente del Ministerio de Justicia, que sirve para inscribir y dar publicidad a la propiedad de los bienes inmuebles y de los derechos que recaen sobre los mismos tales como la hipoteca o las servidumbres y resoluciones judiciales o administrativas que les pueden afectar como los embargos.

Al ser público da información fiable a los ciudadanos, que pueden confiar en lo que hay inscrito a la hora de realizar contratos que impliquen disposición sobre los bienes inscritos. De esa forma, un comprador que quiera adquirir una finca o bien inmueble no tendrá más que comprobar en el registro su estado para asegurarse de que el vendedor es el verdadero propietario y que el bien está libre de cargas que puedan reducir el valor de la propiedad.

La inscripción es voluntaria aunque reporta ventajas tales como seguridad jurídica pues, una vez inscritos, los derechos se encuentran bajo la tutela de los Tribunales y se considera como cierto sólo lo que dice el Registro. Por todo ello la inscripción de los inmuebles en el Registro de la Propiedad garantiza la legalidad de la transmisión y la veracidad de los datos siendo obligatoria su inscripción en el caso de préstamos hipotecarios